martes, octubre 24, 2006

Vida "in extremis"

Leo en laflecha.net que se han descubierto unas bacterias que prescinden totalmente de la luz solar para su supervivencia, incluso ningún tipo de "alimento" necesario para su funcionamiento deriva de la acción de la luz solar; un ejemplo contrario sería decir que hay animales que son capaces de no volar para sobrevivir, pero que éstos comen aves, así pues hay una dependencia. En este caso, la dependencia del sol es inexistente. Según la noticia, estas bacterias respiran hidrógeno que se forma por la descomposición del agua por uranio, torio y potasio radiactivos.

Ésto nos abre la puerta a la existencia de vida a bajo nivel en planetas y astros en donde su superficie está carente de luz solar. Supongo que estas alturas, ya nadie con un mínimo de raciocinio es capaz de afirmar de forma contundente que es totalmente imposible la existencia de vida fuera del planeta tierra.

1 comentario:

Jaume dijo...

Afirmo de forma contundente que es totalmente imposible la existencia de vida fuera del planeta tierra.